jueves, 27 de abril de 2017

CORAZÓN

Cuando basas solamente en la cabeza el manejo de tus impulsos, de tu motivación deportiva, te puedes sentir inseguro, y desde luego, por lo que a mí respecta, me siento del todo desequilibrado.
Porque utilizando solamente la cabeza, es muy fácil caer en influencias externas profundamente desmotivantes y paralizantes, como la clásica idea de "contra más mejor".
La cabeza siempre culminará en buscar resguardo en actividades que te parezcan "sensatas", maduras, evidentes y equilibradas. Actividades conformadas en las que té auto satisfagas, rutinarias y en las que no te arriesgues mas allá de lo estereotipado.
En cambio, el corazón te hace sentir lo contrario; que "más es menos".
El corazón siempre te encauza a buscar la pasión de las cosas, la inspiración, el entusiasmo, la satisfacción, y con ello tu destino personal, que es donde reside la verdadera acción y la fuerza. Tu acción; tu lucha, y tu fuerza.
Y aunque tu cabeza (que está sobre tus hombros desde que naciste), siempre te indicará caminos que persistentemente busquen un buen resguardo y la seguridad, tu corazón te indicará los caminos que le den verdadero sentido a todo, a tu vida, y a esa gran emoción de existir.
Muchas personas sólo viven o actúan (en la vida o en el deporte) según el dictado de su cabeza. ¿Se les hará la vida o la competición angustiosa, mientras que a otros se nos obra como una emocionante y feliz aventura?. No lo sé.
Y no creo ni pretendo tener la razón, ni establecer ningún alegato cuando escribo.
Me limito a componer líneas sobre lo que yo siento y como lo siento. Después cada cual al leerlo, es libre de sentirse identificado conmigo, o por el contrario manifestarse absolutamente discorde en todo.
Así que continúo:
¡Haz un alto! ¡Detente y reflexiona!
No te muestres por lo que dice tu etiqueta de presentación o lo que la gente espera de ti.
Escoge tu mism@. Por mi parte, escojo, registrarme como hasta ahora un ser humano que hace en determinados momentos de su vida lo que le dicta su corazón, porque si no lo hace, a la larga es profundamente infeliz.
Ser humano que desde hace muchos años en ocasiones se somete sin pretextos a esos impulsos de su corazón y... desde entonces, su vida es más dichosa y satisfecha.
Si lo pienso bien, con esta premisa, hay serenidad, alegría y entusiasmo en todo lo que se me antoja acometer.
Desde lo más pequeño como escribir estas líneas o salir a correr cada día, a los más colosales retos.
Yo recomiendo por tu propia salud física y mental, obedecer siempre a tu corazón por encima de todo; de lo contrario, las frustraciones y las incoherencias se manifestarán en tu propio carácter y en tu aptitud desanimándote e incluso deprimiéndote.
Del mismo modo que la inteligencia humana logra cosas increíbles, igualmente nuestra razón.
Y nuestro corazón puede y debe actuar para lograr alcanzar lo mejor de nosotros mismos y de nuestras vidas en todos los aspectos de la misma. 
Luego si,  está el miedo.
El miedo que nos está influyendo a actuar cobardemente y traicionar todos nuestros auténticos deseos.
Ante este estímulo, el del miedo, posiblemente deseamos rendirnos antes de intentar siquiera cualquier propósito, pero, al mismo tiempo, queremos dominarnos y superarlo, para no vivir con la eterna amargura de "y si hubiera". Que frustración.
Se presenta ante ti una doble contrariedad: Unos intereses intuitivos que nos gritan desde nuestro corazón, y unos valores madurados y recapacitados que nos claman desde nuestra cabeza.
Y ante esta disyuntiva, al final decidimos.
Y al decidir, entregamos el dominio de nuestra vida, de nuestros sueños a una u otra; a la cabeza o al corazón.
Aunque lo propio, lo racional, fuera siempre actuar de acuerdo con los dictados de tus valores recapacitados, aunque estén enfrentados funestamente a tu sentimiento y a tu instinto.
Yo me niego a creer en eso.
Ni hablar de dar primacía a la cabeza sobre el corazón, porque creo que conduce a estilos de vida, practicas frías y cerebrales.
Seguramente lo sensato y maduro sería llegar a una conciliación, e integrar cabeza y corazón.
Porque la inteligencia, si verdaderamente es inteligente, debería preocuparse de adiestrar a los sentimientos, y no dedicarse a asfixiarlos hasta ahogarlos.
Pero eso lo veo tan tan difícil (en mi caso).
Sé que una lúcida educación de nuestros sentimientos y de nuestra voluntad haría que sepamos dónde queremos ir, que queremos verdaderamente hacer, que escojamos la mejor ruta para ello, y que manejemos con pericia nuestros propios recursos para hacer frente a todo para conseguir esos "nuestros" objetivos.
Quizás cabeza y corazón pueden ir de la mano en el deporte; cabeza sola, por mi parte sé que no; Corazón solo, posiblemente hasta hoy yo siempre haya funcionado así.
Y en el futuro... preveo que seguiré igual por varias razones:
Porque pienso que la razón puede avisarnos sobre lo que conviene evitar, si, pero sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer; Porque lo que hoy siente tu corazón, aunque hoy no, mañana lo comprenderá tu cabeza (al final siempre lo comprende); y por otra parte, la cabeza quizás no, pero el corazón te va a durar toda tu vida.

martes, 18 de abril de 2017

EMERGER


En ese áspero y complaciente cometido que es vivir, si no pierdes la pasión y el ánimo y sigues
adelante, el éxito, los momentos buenos, los hallarás en el camino que está entre fracaso y fracaso, entre frustración y frustración.
Un viaje familiar a Roma durante unos días, me ha permitido realizar una de las práctica que mas me gusta practicar cuando viajo: Madrugar y salir a correr deleitándome del paisaje urbano o no, cuando no hay casi nadie en él; cuando la ciudad está aún adormecida y callada.
En momentos así, me absuelvo e inspiro. Y en estos días heridos preciso esa autonomía e inspiración.
Hablando de inspirar, que era de lo que trataba uno de mis anteriores post. Corriendo esas alboradas por Roma, buscando aseveración o dogma, me acordé de algo que me sucedió hace poco.
¿Qué pensarías si alguien te pidiera aprobación para inventar una poesía inspirada en ti?. Pues eso me sucedió no hace mucho.
Fue Paul; un chico de Madrid al que le gustaron tanto mis videos sobre los barrancos de Guara, que el pasado año contactó conmigo para manifestármelo, y posteriormente además, en verano, no dudó en organizar un viaje con varios amigos suyos para realizar su primer descenso de barranco en la Sierra de Guara. Por estar ocupado no pude acompañarlos personalmente, pero si saqué un ratito para conversar y compartir una cerveza con ellos. Me parecieron gente muy honesta y entusiasta.
Pues bien, hace unas semanas Paul me escribió contándome que se había inscrito a un concurso de recitales de poesía, y pedía mi consentimiento, ya que en una de las que había compuesto se había inspirado en mí.
Inmediatamente recordé que hace unos cuantos años, pasé por este mismo ¿brete? de la mano de una cantautora llamada Krisenka Finley.
Ella al leer en mi blog los relatos sobre el maratón de Sables, la Yukon y la Jungle Marathón, también se había inspirado para componer una canción, y con este motivo contactó igualmente conmigo.
Este tipo de circunstancias reconozco que me ruborizan.
¿Inspirarse en mi? ; ¿Y quién soy yo para merecer semejante consideración?.
Pero pensé: -¡Que coño!... ¿Hay algo más bonito que inspirar “algo”, (mejor sí es bueno) en los demás?. A mí hay mucha gente que me inspira. 

Javier.

Al miedo recién dormido,
aventurero recién nacido.
Cuantas historias en precipicios;
Cuántas vidas en sus caminos;
Él, dispuesto siempre a viajar,
deja su corazón a cada lugar.
Javier, que gran maestro sin libros,
también poeta, pero de los sentidos.
Pasea por la montaña con su permiso.
Me enseñó a amar y a respetar su paraíso.
Años lleva Javier deslizándose por el agua,
en el paisaje natural de los cañones de Guara.
El verde de las laderas en su palabra,
acantilados y cascadas en su mirada,
hablan de aguas turquesas de espuma perlada,
de pasos estrechos, saltos y pureza helada.
Tantas ganas daban de sumergirse hasta los pies…
Javier siempre dice que Uno es lo que cree que es.
Quizá piense que entre todos puede ser;
me mostró su tesoro pudiendo perder.
Siento pena por quien no cree ni quiere ser.
No por ellos, si no por lo que pueda perecer.
La montaña muere ante la ignorancia,
el humano hace su ocio sin importancia.
Gracias Javier, amigo, por tu arte
Brindemos a la vida como baluarte
Por las montañas y ríos que acariciar
Por los saltos realizados y por realizar.
                                                                                       (De Paul Lara)


                                                                                  (De Krisenka Finley )


En la vida cualquiera se enfrenta a los problemas que surjan: enfermedades, enfrentamientos personales, problemas laborales, fracasos, rupturas, o “pérdidas”,... Y da igual la circunstancia; para cada uno lo suyo es lo más significativo.
Y muchas veces nos ponemos antifaces con los que vemos la realidad que queremos ver, y paralizamos la  habilidad de razonar.
Por eso, mirar al frente sin miedo, llorar, estrechar un abrazo, un beso, una mano, solicitar ayuda.... en definitiva ser humilde para admitir, asumir, afrontar, para dar o recibir, es importante.
Sobrellevar; Colocarse en el lugar de otras personas y observar que lo que necesitan, muchas veces no dista mucho de lo que tu mismo necesitas.
“Las pasiones son viajes al corazón”. Y son viajes ineludibles.


miércoles, 5 de abril de 2017

LOS NIÑOS Y LA NATURALEZA



Hace un mes, a raíz de lo que escribí aquí tras la excursión de senderismo infantil que organizamos con Montañeros de Aragón de Barbastro en Estadilla, desde el Cruzado Aragonés, periódico local donde dibujo viñetas desde hace creo que unos veintiocho años, me ofrecieron escribir un artículo de opinión ampliando ese tema de los niños y la montaña.
Así que una vez publicado esta pasada semana, aquí os hago partícipes del mismo:


Con este escrito no pretendo sentar cátedra para nada. Faltaría más.
No soy psicólogo, y como padre soy un absoluto principiante.
Así que no quiero escribir fundamentándome en mi papel de padre, si no por el contrario en mi papel de ex niño. Y lo de ex lo pongo por edad, y no porque no siga sintiéndome como tal.
Escribo como un niño al que influyó indiscutiblemente el contacto con la naturaleza y la montaña en su educación, pasión y  personalidad.
Inicialmente gracias al por entonces grupo Scout Calasanz, y más tarde a Montañeros de Aragón de Barbastro. Porque considero un hecho probado, que lo que uno ama en su infancia se queda en el corazón para siempre.
Y doy fe, que con el paso de los años te das mas cuenta, que la auténtica hazaña no está en lo que hallas conquistado, sino en el prolongado camino que has recorrido para llegar a ello. Y ese camino comienza en tu niñez.
Para empezar debemos aceptar que la infancia es un privilegio de la vejez. Y debemos recordar como todos de niños sentíamos esa necesidad de ir más lejos, más alto, buscar lo más difícil, o ir hacia lo desconocido.
Recordar como a diario sentíamos ese ánimo que despertaba nuestra capacidad de soñar y nuestra imaginación.
Y si, hoy en dia es más difícil, y se lo ponemos igualmente más difícil a los niños. Porque vivimos inmersos en una vida estresante, vertiginosa, competitiva y subyugada a las nuevas tecnologías, en la que muchas veces no somos capaces de desconectar y tomar tiempo para nosotros mismos, y mucho menos en familia. Y arrastramos a ello a nuestros hijos a los que cargamos de cometidos, deberes y actividades extraescolares.
Sin confundir los propósitos, partiendo de la base de que nadie estamos en este mundo para realizar los sueños de nuestros padres sino los propios, los niños son unos discípulos dispuestos, curiosos y vivaces, y por ello la naturaleza y la montaña, les ofrece una experiencia sensorial plena: Ver, escuchar, olfatear, palpar, saborear.
Además aquí somos privilegiados. Tenemos la sierra y la montaña a tiro de piedra para aprovecharla, y por supuesto  existen asociaciones juveniles  o clubes de montaña como montañeros, donde se organizan excursiones o actividades de montaña para niños y en familia.
Se trata de recrear, compartir, y sobre todo delegar en ellos con unas actividades sanas y divertidas en la naturaleza.
Actividades en la naturaleza y en grupo, que no solo les empujan a compartir, les incitan a actuar con responsabilidad, y les aportan grandes dosis de adhesión, afecto, respeto, espíritu de superación y ganas de avanzar y crecer.
Las actividades en la montaña son una buena oportunidad para que nosotros los padres brindemos a nuestros hijos experiencias tan sencillas como sinceras.
Porque el juego y la actividad física al aire libre permiten que los niños sean más sociables y cooperativos.
Durante la infancia, el contacto directo con la naturaleza, las actividades lúdicas o de descubrimiento del medio natural, sirve para convertirse en adultos vigorosos, conscientes y cuidadosos del entorno que les rodea.
Y por supuesto, la naturaleza saca lo mejor de los niños; Solo tienes que observarlos, o recordarte a ti mismo cuando de niño ibas de excursión.
Inmediatamente los notas desahogados, felices, y libres para dar rienda suelta a sí mismos y su imaginación.
Respeto por el entorno, por la naturaleza y los animales, incremento de la actividad física, mejor salud mental y emocional, conocer mejor el mundo en el que viven y, sobre todo, afrontar el día a día de una manera más positiva.
¿Qué mas podemos pedir para un niño o niña?
El cuidado del entorno es algo que debe inculcar en la infancia. Porque esto forjará adultos más responsables y con mayor conciencia social y ecológica. Que falta hace en un mundo cada vez más usufructuado y achacoso.
Y nunca olvidemos que son niños y niñas.  Que correr, saltar, reír o gritar libremente, son para ellos actividades enormemente sugestivas que canalizan su indestructible energía. Y si esto lo hacemos al mismo tiempo en un entorno de naturaleza que fomenta libertad y creatividad, entonces esos beneficios se amplifican enormemente.
El contacto con la naturaleza en la primera infancia es una huella imborrable, que se posa como una semilla que germinará más adelante en forma de buenos recuerdos y valiosas lecciones.
Los niños, con su esquema físico y mental, e incluso afectivo, son aún un boceto de lo que serán, pero son bocetos llenos de energía y risas. Y si sabemos motivarlos, se convierten en una explosión de fuerza, deseos y sueños. Y disfrutando junto con ellos, todo te relega a tu propia infancia, dándote cuenta que es en la sencillez donde reside lo racional.
No siempre logramos crear un buen futuro para nuestros hijos, pero si podemos cimentar a nuestros hijos para su futuro.

miércoles, 29 de marzo de 2017

INSPIRACIÓN



La pérdida de mi madre ha sido..., todavía es, uno de los momentos más tristes de toda mi vida. 
Y dentro de este abatimiento, estoy, estamos toda la familia enormemente agradecidos por las innumerables muestras de apoyo y cariño que hemos recibido y seguimos recibiendo.
Personalmente, lo que más he agradecido, ha sido ratificar algo que ya sabíamos; que no éramos los únicos que la admirábamos profundamente.
Tras todo ello, y fruto de lo vivido, una noche de insomnio me llevo a escribir esta reflexión:
Soy padre. ¿Qué estoy transmitiendo a través de mis acciones? ¿Qué modelo ofrezco a quienes me observan, me leen, o escuchan? ¿Cuál será mi legado el dia que ya no esté? ¿Cómo me gustaría ser recordado?.
A bote pronto, soy muy consciente de algo que mi madre nos enseñó no con palabras, si no con hechos: “Cuando empiezas un camino, adquieres la responsabilidad de compartir con el resto tus hallazgos. Y no desde el ego, sino desde la humildad, el compromiso y la generosidad”.
Cuando somos niños, pese a lo que nos pueda parecer, no escogemos a nuestras amistades, ni incluso a nuestros primeros amores.
Con entusiasmo y sin ningún tipo de criba, sufriendo una momentánea ceguera, aceptamos lo que se nos presenta en suerte y sus consecuencias.
Pero también por suerte, en la mayoría de los casos esa ceguera se superará con los años y la experiencia.
Y eso, con los años, nos autocensuramos volviéndonos más minuciosos, más expeditivos y mucho menos accesibles. Hacemos criba.
Y nos volvemos menos cercanos a los que no nos suman, a los que nos agotan, a los que en cierta forma desean vedar nuestro bienestar.
Y buscamos y nos permitirnos encontrar, personas que nos inspiren, iluminen e importen.
Porque quien nos inspira, enciende una luz en nuestra mente.
Y esto nos proporciona unas energías únicas para progresar, tirar adelante, desarrollar nuestra madurez y ampliar nuestra libertad.
Disponer de amigos que se convierten en familia, o familiares como mi madre que son algo más, que no te engullan ni debiliten, si no que se eleven como siluetas en las que inspirarnos para ser mejores, es un enorme privilegio.
Mi madre nos enseñó sin ella saberlo, que para inspirar a alguien no es necesario ser perfecto. Que en realidad basta con que los demás te observen y perciban cómo vences las dificultades que te salen al paso, pero sobre todo como superas tus propias debilidades para intentar dar la mejor versión de ti a los que te rodean.
Después de iniciarnos en un modelo de educación y sociedad, en la que nos estimulan para apartarnos de nuestra auténtica identidad,  es bueno detenerse, reflexionar y empezar a conocernos a nosotros mismos, determinando que es lo que quieres ser. Porque cada uno es lo que cree que es.
Después, si así lo decides, rebelarte, inspirarte en quien te merezca la pena hacerlo  y actuar, para así el dia de mañana, ser igualmente nosotros fuente de inspiración para nuestros hijos o amigos.





lunes, 20 de marzo de 2017

A MI MADRE.

Carta a mi madre (2008) :   
Se necesita una esmerada introducción para escribir una carta de homenaje y cariño en esta época donde los abrazos son ficticios, y los sensibles tienen vetado el permiso de expresar sus sentimientos sin que se les considere fuera de lugar; una época donde todos tendemos a escondernos y evadirnos de un montón de compromisos fraternalmente adquiridos.
Cuanta satisfacción me produce escribir esta carta, sabiendo que todavía puedes aguantarla entre tus manos y almacenarla en tu corazón durante muchos muchos años, y la escribo en torpe compensación por tantas y tantas cartas no escritas, y por tantas y tantas palabras no dichas. Porque, eso si, las cartas escritas permanecen para siempre y el placer de releerlas las vuelve inmortales.
Por eso mismo, quisiera escoger las palabras adecuadas para expresar mis sentimientos en un momento tan especial y tan feliz.
Sentir, emocionarse, llorar, querer, creer en lo que nadie cree y sentirse especial como nadie se ha sentido jamás, son sentimientos que emergen al hacerlo.
Primero quiero que sepas que aunque mis abrazos son esporádicos, y mis besos casi fugaces, TE QUIERO y ERES LA MEJOR MADRE DEL MUNDO.
Cuando observo lo rápido que pasan los años, imagino a todos los que han o hemos desperdiciado la oportunidad de decirle a su madre cuánto la quieren. 
En tu caso quizás porque siempre te hemos visto como una mujer práctica, autónoma, fuerte, equilibrada, y que no precisaba de ningún tipo de afectiva ternura ni ánimo para seguir adelante; o... quizás esa era la imagen que tu nos querías transmitir para no preocuparnos.
Sabes que a nuestra manera todos te queremos, y perdona si nunca te lo digo, pero quizás la dureza del pasado que tu trataste de disimular para protegernos, dejó secuelas como esa, el no sabernos decir que nos queremos convenientemente.
Supiste superar en silencio y sin ayuda de nadie momentos desoladores, y contra viento y marea te impusiste para salir adelante renunciando a tu propia vida cuidando de nosotros, tus hijos. Y con ese corazón tan grande, y ese "estomago tan endeble"...,indicarnos la dirección correcta.
Recuerdo tantas cosas: Las innumerables noches que sacrificaste tu sueño cuando yo era niño para cuidarme durante mis frecuentes enfermedades; como nos embarcabas en tu Seat 600 y nos llevabas a casa de los abuelos a Monzón; o a la piscina; o al río Vero frente a la huerta; o tus noches en vela cuando en la adolescencia comenzamos a salir...
Ya perdí la cuenta hace años de todas tus privaciones para que a nosotros, tus hijos, no nos faltara de nada: estudios, campamentos de verano, esquí, excursiones... incluso la ropa de moda, aunque nos la tuvieras que hacer con tus propias manos, como aquellos mis primeros pantalones de montaña urdidos con un reciclado pantalón de pana recortado, que reforzaste con piezas de cuero a juego, que junto con mis chirucas yo lucía presumido cuando iba a la montaña.
También, aunque hayan pasado ya casi cuatro décadas, siguen frescos en mi memoria, y en mi culo..., los merecidos y certeros "zapatillazos" que nos propinabas para regañarnos tras nuestras continuas riñas, travesuras, o como en mi caso también por no querer comer.
Esto no lo recuerdo con resentimiento, al contrario, pues si bien en aquel momento el "hervor" de mi... culo eclipsaba cualquier enseñanza moral, ahora puedo entender perfectamente la consecuencia de tu educación y el sentido de esta. ¿Quién sería capaz de lidiar y sacar adelante a tres enérgicos y vivaces niños pequeños sin aplicar algún tipo de disciplina?...
Posteriormente, cuando ya nos hicimos mayores, sé que lloraste y rezaste por nosotros; que te afligieron nuestros problemas como si fueran tuyos; que sufriste nuestras penas y padeciste o disfrutaste con reserva nuestras conquistas o hazañas deportivas, laborales o personales, o nuestras desventuras, sintiéndote siempre orgullosa hiciéramos lo que hiciéramos.
Hoy, sigues pendiente de nuestro bienestar, de nuestras parejas, de cualquiera, pero siempre tus hijos por encima de todo. Como reivindicando que somos tu mayor tesoro.
Pues bien, hoy quiero que sepas que "tú también eres nuestro mayor tesoro".
Sería injusto dejar de mencionar, aunque suene frívolo, lo que todo el mundo ya sabe.... Lo bien que cocinas. Lamento que solo seamos unos pocos privilegiados los que podamos disfrutar de tu delicioso pollo relleno, tus paellas, tus chiretas, tus lentejas, o tu gran diversidad de clases de lomo con diferentes salsas, ternasco, pollo, cebollas confitadas, sin olvidar la repostería, los flanes de huevo o las increíbles tortillas de patatas. Cualquiera, solo con manifestarte lo bien que te sale la torta de café, o como haces este o ese plato que está tan bueno, como el premio Nescafé, se asegura, no la receta del mismo, sino el suministro de ese plato por tu parte para toda le vida.
¡Eres grande y generosa mama!.
De ti mama se podría decir muchas cosas, la mayoría de ellas maravillosas: tu valor, tu entrega al trabajo, tu honestidad, y toda esa capacidad y lealtad de amistad que tan bien nos has sabido trasmitir a tus hijos.
Sé que estas breves palabras escritas en un papel, jamás serán suficiente para expresar verdaderamente toda la admiración que siento por ti, mi madre, pero, en su pequeñez, espero que sirva cuando menos para felicitarte en tu día, el día de tu cumpleaños y jubilación. El día que espero y deseo que te comprometas de verdad a vivir para ti y no para los demás como siempre has hecho.
Gracias mama por darme/darnos la vida, por tus atenciones, por tus perdones, tus oraciones y tu incondicional inclinación hacia nosotros tus hijos. Tan solo manifestarte que lo hiciste bien, y que ya es tu momento; el momento en el que tu vivas y disfrutes. Gracias por ser nuestro ejemplo, por hacernos fuertes. En definitiva "gracias por existir".
Tan solo puedo añadir:
¡VIVA LA MADRE QUE NOS PARIO!



viernes, 17 de marzo de 2017

2017 BOLIVIA -VOLCÁN ACOTANGO (6.052 M)

No viajamos para escaparnos de la vida, si no para que la vida no se nos escape. Y el mejor viaje
siempre es el venidero.
África (Kilimanjaro), Nepal (Kala Patthar), Perú (Machu Picchu), India (Bhaguirathi fuente del Ganges)  y el próximo mes  de Octubre, partiremos para Bolivia.
Un país, que como todos los que hemos estado, a buen seguro jamás olvidaremos.
Un viaje, cuyo objetivo más destacado, será alcanzar la cima del volcán Acotango de algo más de seis mil metros de altura.
Para llegar hasta allí, afrontaremos diversas jornadas de caminata,  cuya dificultad será la adaptabilidad al cansancio acumulado tras las reincididas marchas diarias y pero sobre todo a las patologías propias de la altitud y la falta de oxígeno, al transitar varios días por zonas con alturas desde los cuatro mil a los cinco mil metros de altura.
El Volcán Acotango marcará simplemente un instante puntuale de un cúmulo de días, de horas, de minutos de experiencias extraordinarias, viajando, aviniéndose o caminando por la cordillera real de Bolivia.
Bolivia (en quechua: Puliwya; en guaraní: Bolivia
Un país situado en el centro-oeste de América del Sur, que cuenta con una población de cerca de 10,1 millones de habitantes. Limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú, y no tiene salida al mar.
Su superficie es la sexta más extensa de Iberoamérica y comprende distintos espacios geográficos como la cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía, los Llanos de Moxos y el Chaco, siendo así uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.
Sucre es la capital y sede del órgano judicial, mientras que La Paz es la sede de los órganos ejecutivo, legislativo y electoral.
En su territorio se desarrollaron antiguas civilizaciones como Tiwanaku, la Cultura Hidráulica de las Lomas y la cultura moxeña.
Primero los incas y posteriormente los conquistadores españoles dominaron el territorio hasta que el país se independizó en 1825.
Al haber desarrollado las tradiciones con un mestizaje de las culturas precolombinas con la cultura española, es un país multiétnico y pluricultural, rico en la mezcla y sincretismo de costumbres y tradiciones recibidas de los pueblos indígenas y los conquistadores españoles.
Un viaje especial para gente especial, que nos valdrá para hacernos mas amigos, vencer miedos, debilidades, desánimos, y para hacernos algo mejores, viendo, participando de otra cultura.
Viajes en los que además de cumplir otro sueño (el de cada cual), después nada es igual.


BOLIVIA 2017
TREKKING EN LA CORDILLERA REAL Y ASCENSO
AL VOLCÁN ACOTANGO (6.052 M)
DEL 15 AL 28 DE OCTUBRE

Ascensos a:
Cerro Chacaltaya (5.395 m).
Cerro Austria (5.326 m).
Volcán Acotango (6.052 m).

ITINERARIO

Día 15 de octubre :  Vuelo Barcelona– La Paz
Salida del vuelo a La Paz. Noche a bordo.

Día 16 de Octubre. La Paz
Llegada de madrugada o a primera hora de la mañana al aeropuerto de El Alto (La Paz). Recepción por parte de nuestro guía local y traslado al hotel a dejar las maletas. Tiempo para descansar y aclimatarse a la altura.
Reunión informativa con nuestros guías locales sobre el programa de los próximos días. Noche en hotel en La Paz.

Día 17 de Octubre. La Paz
Por la mañana haremos un recorrido guiado privado por el centro histórico de la ciudad de La Paz: La catedral, San Francisco, la plaza Murillo, las calles coloniales como la Calle Jaén y el Mercado de las Brujas.
También subiremos al mirador Killi Killi desde donde disfrutaremos de una vista panorámica de la ciudad y del nevado Illimani (6.462 m), una de las montañas características de la ciudad.

Día 18 de Octubre. La Paz. Cañón del Palca
Día completo para caminar por la zona del Cañón del Palca, ubicado a unos 10 km al este de la ciudad de La Paz.
El Cañón del Palca tiene una longitud aproximada de 8 km, y posee paredes de hasta 200 metros de alto.
Durante el camino, de nuevo disfrutaremos de bonitas vistas del nevado Illimani, el más alto de la Cordillera Real.
La caminata se llevará a cabo en alturas de entre 3600 y 3400 metros, ideal para la aclimatación. Por la tarde Regreso a la Paz.

Día 19 de Octubre. La Paz - Chacaltaya
Por la mañana marcharemos de La Paz en dirección a El Alto, y desde allí al pueblito de Ingenio, que da acceso al Valle de Milluni.
Un poco más arriba tomaremos una carretera de tierra que sube hasta la parte alta del Chacaltaya, y llegaremos hasta el Refugio del Club Andino Boliviano, a una altura 5240 m.
Aquí hace unas décadas se ubicaba la estación de esquí más alta del mundo.
Desde aquí tendremos una bonita vistas de 360º de toda la cordillera Real de los Andes.
Divisaremos al sur de nuevo el Illimani (6.462 m), hacia el norte el Huayna Potosí, y la extensa cordillera hasta el Ancohuma (6427 m) y el Illampu (6368 m).
Desde el refugio realizaremos un corto ascenso hasta coronar la cumbre del Cerro Chacaltaya (5.395 m). A primera hora de la tarde regreso a La Paz. Noche en hotel.

Día 20 de Octubre: La Paz - Laguna Khotia (Cordillera Real)
Por la mañana saldremos de la capital en dirección noroeste por la carretera que se dirige al Lago Titicaca.
Después de 1h30 de marcha, pasada la población de Palcoco, tomaremos la pista que se adentra a la Cordillera Real.
Poco a poco nos acercaremos a las montañas.
Dejaremos a nuestra derecha el macizo del Condoriri y a nuestra izquierda el macizo de Negruni.
Cruzaremos junto a la Laguna Khara Kota, para llegar a nuestro destino final, la Laguna Khotia, ubicada a 4.450 m., donde instalaremos nuestro campamento.
El viaje desde La Paz (3-3h30). Noche en tiendas.

Día 21 de Octubre: Laguna Khotia – Laguna Sistaña (4.660 m)
Saldremos en dirección S/SE dejando el lago Khara Khota a la derecha hasta las amplias laderas que lo rodean hasta un paso situado al sur del pico Khollin Kkolu (4.745 m). Desde este collado ya se puede contemplar detrás de las montañas la parte superior del Huayna Potosí.
Avanzaremos en dirección este hasta alcanzar el cauce del río Palcoco (4.400 m) junto  a restos de muros donde encierran rebaños de llamas y de alpacas.
Proseguiremos hacia el sur rodeando la base del contrafuerte de la montaña, girando al final hacia el sureste para afrontar la última subida hasta la laguna Ajwani Khota (4.620 m).
Tras cruzar un puente y pasar junto a un gran edificio, iniciaremos un nuevo ascenso hasta el Paso Sistaña (4.900 m).
Desde allí descenderemos hasta la laguna Sistaña (4.660 m), donde se aprecia el circo de los nevados Janchallani (5.396 m) y Wawanaki (5.258 m).
Allí acamparemos junto al lago.
Distancia: 15,9 km    Horario: 6-7 h         Desnivel: +1.010 m / -770 m

Día 22 de Octubre: Laguna Sistaña – Cerro Austria (5.326 m) - Laguna Chiar Khota (4.700 m)
Comenzaremos con una fuerte subida hasta 4.800 m y luego hasta el Paso Juri Khota (4.900 m).
Descenso hasta la orilla de la Laguna Juri Khota (4.700 m). Preciosa vista sobre la Cabeza del Cóndor, la Ala Izquierda y el Pico Eslovenia.
Lugares para la acampada al sur del lago. Rodear el lago por su izquierda y subir hasta una bonita laguna glaciar (4.930 m) situada al pie del glaciar sureste del Condoriri.
Tras un descanso para contemplar el majestuoso paisaje y reponer fuerzas, iniciaremos el ascenso hasta el Paso Austria (5.130 m).
Desde este punto añadiendo a la etapa 200 metros de desnivel se puede subir hasta la cumbre del Cerro Austria (5.326 m).
Retorno por el mismo camino hasta el paso y descenso hasta la  Laguna Chiar Khota (4.700 m), lugar donde se ubica el campo base para escalar montañas como el Condoriri o el Pequeño Alpamayo.
Distancia: 9,4 km      Horario: 6-7 h (+1h30)        Desnivel: +840 m / -630 m (+/- 200 m extras en el ascenso al Cerro Austria)

Día 23 de Octubre: Chiar Khota (4.700 m) – Campamento Carmen Pampa (4.720 m)
Seguiremos por el camino que desciende hacia el pueblito de Tuni.
Se pasa primero por una primera laguna junto a la Rinconada del Condoriri y su refugio de montaña (4.490 m) y más abajo se alcanza la orilla occidental de la Represa Tuni (4.450 m).
En el otro extremo del lago se asienta el pueblito de Tuni (4.440 m), punto de inicio clásico de la aproximación de muchas expediciones al macizo del Condoriri. Con la cara Oeste del Huayna siempre enfrente, el camino se interna hacia el este por un ancho valle siempre dejando el río a la izquierda.
Al poco rato se pasa junto a las ruinas del campamento La Unión  (4.520 m) bajo la torrentera que desciende de la Laguna Esperanza, situada un centenar de metros por encima del lugar.
Más adelante el sendero gira progresivamente hacia el sur hasta Carmen Pampa (4.720 m), una hermosa planicie situada al sur del Pico Imilla Apacheta, al final de esta pampa se encuentra el emplazamiento del campamento, con unas bonitas vistas sobre la cara Oeste del Huayna Potosí y del nevado María Lloco.
Distancia: 16,7 km   Horario: 7-8 h      Desnivel:  + 430 m / -360 m

Día 24 de Octubre: Carmen Pampa – Huayna Potosí /Zongo (4.750 m)
La última jornada se inicia con un ascenso al paso situado al norte del cerro Tajlla Willkhi (5.124 m).
Llegados al paso (5.090 m) se abre ante nuestros ojos el valle de Zongo, presidido por las cumbres del Chacaltaya y del Charquini.
En el descenso el camino realiza una diagonal a la izquierda, hasta interceptar una pista de tierra (4.990 m).
Seguir por la pista atajando en las curvas que realiza hasta alcanzar el fondo de un valle (4.720 m) donde fluyen las aguas que proceden del deshielo de la cara suroeste del Pico Milluni.
A partir de aquí se entra en el valle del Zongo y se flanquea en descenso a media vertiente hasta llegar a la Laguna Pata Khota (4.680 m).
Ligero ascenso hasta alcanzar la carretera junto al Refugio Casa Blanca o San Calixto (4.750 m), junto a la bonita represa de Zongo. Vistas espectaculares del Huayna Potosí.  En este punto se da por finalizada la marcha.
Encuentro con nuestro con nuestro vehículo para proceder al regreso a La Paz (2h). Noche en hotel.
Distancia: 9,3 km    Horario: 4 h      Desnivel: +470 / -460 m

Día 25 de Octubre: La Paz – Sajama
Por la mañana recogida en el hotel y viaje de unas 4-5 horas recorriendo el norte de la provincia de Oruro hasta llegar al pueblito de Sajama (4.400 m).
Visita a la capilla de Curahuara de Carangas, también conocida como "La Capilla Sixtina" por sus ricos frescos y ornamentos. Por la tarde, para recuperarnos del viaje, disfrutaremos de un reconfortante baño en las aguas termales del Parque Nacional, con vistas l volcán Sajama (6.542 m), la montaña más alta del país.

Día 26 de Octubre: Ascenso al volcán Acotango (6.052 m)
Desde Sajama nos dirigiremos a Tambo Quemado, poblado situado a unos 10 km de la frontera chilena.
Un kilómetro antes de entrar en el pueblo sale a mano izquierda una pista en dirección sur que se tendrá que seguir durante unos 10 Km. hasta las proximidades del poblado de Chachacomani.
Aquí nace, un camino de 12 km que por el lecho de un río se dirige hacia unas minas de azufre.
Antes de llegar a estas se llega al campo base que se ubica entre los 5.100 y 5.200 m de altura. La pista llega hasta las minas y según la temporada y el estado de la pista quizás sería viable acceder hasta ellas con el vehículo 4x4 (cota 5.400 m).
Para la ruta normal del filo SE seguir la loma de arena y piedra sin más dificultades hasta una pequeña antecima y luego hasta la cumbre principal.
El último tramo puede presentar nieve de temporada sin ninguna dificultad técnica (crampones necesarios).
Estupendas vistas panorámicas de 360º del altiplano boliviano y chileno, donde destacan el volcán Guallatiri (con su fumarola permanente), los volcanes gemelos (Parinacota y Pomerape), el Lago Chungará y el volcán Sajama.
Descenso por la misma ruta y retorno a Sajama.
Por la tarde inicio del viaje a La Paz (4-5h). Llegada al atardecer. Noche en hotel.
Dificultad: Fácil, Desnivel: +/-700-900 m (según punto de partida a pie)

Día 27 de Octubre: La Paz - Vuelo de regreso a Barcelona
Tiempo libre en La Paz hasta la hora convenida para el traslado al aeropuerto internacional para tomar el vuelo de regreso a casa. Noche a bordo.

Día 28 de Octubre: Llegada a Barcelona
 Llegada del vuelo y traslado, en bus, a origen.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES:
MODOVIAJE BARBASTRO
Calle Siervas de Maria Nº3 22300 BARBASTRO
TELÉFONO: 974 30 89 80